Mientras que el impacto de la deforestación y los incendios forestales en el Amazonas sobre la biodiversidad, el cambio climático y la economía sigue siendo ampliamente difundido, el impacto sobre la salud pública lo es mucho menos.

A partir de esta observación, Igor Oliveira Ribeiro, investigador brasileño respaldado desde 2017 por la Fundación Cuomo, decidió dedicar su carrera a la cuestión de la calidad del aire en la región de la que procede, la ciudad de Manaos situada en el corazón de la Amazonia brasileña.

Tras una tesis sobre “Los impactos de los incendios forestales en la calidad del aire de una megaciudad tropical”, Igor Oliveira Ribeiro inició un proyecto posdoctoral que se sitúa entre el estudio científico y la investigación aplicada. Este programa, “Alertar a la población sobre los riesgos del humo de los incendios“, contó con el apoyo de la Fundación Cuomo, quien animó a Igor Oliveira Ribeiro y a su grupo de investigación de la Universidad del Estado de Amazonas a seguir reforzando el componente de investigación aplicada del proyecto para aumentar su impacto en la población local.

La Fundación Cuomo se enorgullece de apoyar este ambicioso proyecto, que tiene el mérito de proponer un proceso científico capaz de convertir los nuevos conocimientos casi simultáneamente en medidas de protección de las poblaciones locales.

La iniciativa, cuyos contornos han sido así rediseñados, se puso en marcha este verano.

A) instalación de sensores de calidad del aire en algunas de las escuelas de la región de Manaos y despliegue del sistema de monitorización (primer semestre)

B) implementación de una interfaz gráfica para que los datos recogidos por los sensores sean accesibles e inteligibles para el público en general,

C) Sensibilización de los agentes de seguridad y de la población sobre la calidad del aire y el despliegue de medidas de protección en caso de incendios forestales (4º semestre).
Para esta última fase en particular, se establecerá una coordinación con el cuerpo de bomberos de Manaos, que será alertado por el sistema de vigilancia informatizado. Los colegios afectados también estarán conectados al sistema para que, en caso de pico de contaminación, los alumnos y profesores puedan ponerse a salvo y se apliquen medidas de protección.

La Fundación Cuomo se enorgullece de apoyar este ambicioso proyecto, que tiene el mérito de proponer un proceso científico capaz de convertir los nuevos conocimientos casi simultáneamente en medidas de protección de las poblaciones locales.

El proyecto está supervisado por la Universidad del Estado de Amazonas, el Programa de Postgrado en Clima y Medio Ambiente y el Instituto Nacional de Investigación de la Amazonia.

Internacional - Programa de Investigación sobre el Cambio Climático

Artículos relacionados

Share This